Dos Mundos un Concierto

« | »

Al ser las 8:50 p.m., Marc Anthony salto a tarima y puso a moverse a un público con su éxito “Aguanile”, el boricua lucio en tarima un traje entero negro y gafas oscuras.

“Y hubo alguien” fue la siguiente canción interpretada por el boricua la cual puso a bailar a las miles de personas que se dieron cita en el Estadio Nacional, cada rincón podía ser una pista de baile para aprovechar la música, el espectáculo y la voz de Marc Anthony en tarima; con grandes derroches de energía y emoción el boricua se movía de un lado al otro de la tarima, bailando, cantando e incluso dirigiendo a su orquesta.

A pesar de la fría noche en la sabana debido a las fuertes lluvias que se presentaron durante la tarde el boricua lleno rápidamente de sabor y calor el Estadio; algunos minutos después y sin que nadie la invitara la lluvia volvió a aparecer pero esto no detuvo ni a los asistentes ni al cantante quien solo se detuvo un momento para decir “no se preocupen que si llueve nos mojamos todos”.

Marc Anthony interpreto muchos de sus éxitos como “Vivir lo nuestro”, ”No me conoces”, “¿Y cómo es él ?”, “Contra la corriente”, “Hasta que te conocí”,”¿Qué precio tiene el cielo?”, “Mi gente”.

Después de haber cantado por casi noventa minutos el boricua se quedo en silencio unos segundos interpreto “Tu amor me hace bien:” para despedirse del publico costarricense.


A las 11 p. m. y sin que nadie se lo esperara, con traje de charro Alejandro Fernández salió a tarima; las miles de féminas unieron sus voces para gritar ante la aparición del potrillo quien interpretó un popurrí de rancheras propias y de Juan Gabriel, tales como “Llorando penas” , “La mitad que me faltaba” y “Te sigo amando” entre otras.

El Potrillo acompañado con sus mariachis rompieron el frío de la noche. La gran sorpresa fue cuando Alejandro empezó a cantar “Volver Voler” y Marc subió al escenario a cantar a dúo. El público rompió en gritos y aplausos ante la interpretación de los dos artistas.

Cuando parecía que el concierto iba a terminar, después de que Alejandro cantara su segmento Pop, el menor de los Fernandez salió al escenario envuelto en una bandera, la cual resulto ser la bandera de Cuba, el abucheo de la gente no se hizo esperar y Alejandro pidió disculpas por el error, cambiando de inmediato la bandera a la de Costa Rica. Este desatino fue rápidamente olvidado por el público al escuchar a Alejandro cantar los éxitos de su padre Vicente Fernandez.

El concierto termino pasada la 1 de la mañana, dejando a su público satisfecho por el excelente concierto.

La producción aprovecho el intermedio para anunciar que el próximo 25 de agosto se presentara en el Estadio Nacional el merenguero Juan Luis Guerra





« | »

Copyright AccionCR.com All Rights Reserved